Declaración a la opinión pública sobre la sentencia de la Haya

logoweb

 

DECLARACION   A LA OPINION  PUBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL  SOBRE  LA  SENTENCIA   DE LA CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA DE LA HAYA ANTE  EL CONFLICTO  LIMITROFE  ENTRE COLOMBIA  Y NICARAGUA.

 

LA CORPORACION  COLEGIO NACIONAL DE ABOGADOS- CONALBOS, con sede  principal en la ciudad de Bogotá-COLOMBIA, con cincuenta años de existencia, en defensa de Estado de Derecho,   declara  ante la opinión  publica   nacional e internacional  su   especifico y necesario concepto de orden  legal y político  sobre   la  SENTENCIA   proferida  el día  19 de Noviembre pasado  por la CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA DE LA HAYA, donde nuestro país  ha  sido   desmembrado injustamente  de una amplia franja de mar territorial  en  el litigio con el hermano país de NICARAGUA.

 

  DECLARAMOS

 

  1. La sentencia proferida por la CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA DE LA HAYA,  constituye un mandato de orden Internacional emitido por una institución legitima, creada por las NACIONES UNIDAS, que representada  actualmente  cerca de 200 países  con amplias facultades legales,  entre otras  las de   dirimir  los conflictos  limítrofes entre los  países asociados,  como tal  goza de la competencia y reconocimiento  internacional de todos los países miembros,  sus decisiones son completamente legítimas y de obligatorio  cumplimiento,  mas cuando para el caso concreto sobre el litigio  con  COLOMBIA y NICARAGUA  ambos países de común acuerdo aceptaron tramitar las precitadas diferencias limítrofes   ante esta instancia.

 

  1. COLOMBIA, desde el  año de 1948 mediante el  denominado PACTO  DE BOGOTA,  acepto dirimir los conflictos con los hermanos países vecinos  mediante  la instancia internacional, de igual  forma posteriormente cuando estaba  en curso   la demanda por parte de NICARAGUA  ya   en el año 2007, se   manifestó  en forma clara y precisa por intermedio del gobierno  nacional  en cabeza del presidente ALVARO URIBE VELEZ,  la aceptación  de   la competencia de la CORTE INTERNACIONAL  DE JUSTICIA  DE LA HAYA,  e igualmente  se expresó  públicamente   a nivel nacional e internacional  que COLOMBIA  se acogía a la  decisión  que esta  CORTE  internacional profiriera para dirimir el conflicto  y que SE respetaría  la respectiva decisión que para el efecto se  tomara.

 

  1. No existe ninguna razón  o motivo  de orden legal  en el DERECHO INTERNACIONAL y en la NORMATIVIDAD  INTERNACIONAL  alguna para que un país  miembro de las NACIONES UNIDAS  que   acude  a esta  instancia   de forma  libre y voluntaria  sobre un  conflicto con un vecino país,   proceda  como se ha hecho por el gobierno nacional colombiano  a desconocer, rechazar  y amenazar con    no dar aplicación   a lo ordenado en la  SENTENCIA  proferida, lo cual como es evidente y determinante  se trata  de   una  decisión   que obliga  a  ambos  países   en su cumplimiento  exigente y perentorio, acorde con  la normatividad  internacional, a lo cual Colombia  esta obligada.

 

 

  1. Como ABOGADOS COLOMBIANOS, quienes hemos tenido una formación jurídica e igualmente trasegado por los  despachos de la  ADMINISTRACION DE JUSTICIA  nos abriga un profundo  concepto  y convicción de respeto y acatamiento  de las decisiones   proferidas por un  Juez, Tribunal o  Corte  colombiana, y mas cuando  especialmente  se trata de  decisión  de una  institución  de la mas alta jerarquía  para administrar  justicia  internacional dentro del planeta tierra  como es la CORTE INTERNACIONAL   DE JUSTICIA  DE LA HAYA,   la cual ha gozado   entre todos los países afiliados  a las NACIONES UNIDAS desde su creación,   del mas alto respecto  por la  investidura  y dignidad que representan. Sus  jueces  que la integran son nombrados en forma democrática, seleccionados dentro de los mismos  países  afiliados  y previamente  escogidos dentro de los abogados   mas experimentados y  formados  en el ámbito jurídico,  como profesionales de las mas excelsas calidades  humanas y jurídicas.

 

  1.   Cualquier  actitud  de  desacato, desconocimiento o rechazo por parte del gobierno nacional  a esta lamentable y desafortunada  sentencia, constituyen un medio  ineficaz y  torticero que pone  a nuestro país al borde de un aislamiento de orden político en el  panorama internacional  dentro de la comunidad  de  las NACIONES UNIDAS,   esto sería  un  error histórico  de  no retorno   que COLOMBIA  como país del tercer mundo no puede  cometer, en este sentido  una de las mas graves consecuencias sería el desprestigio internacional  y el rechazo de  las NACIONES UNIDAS  de la cual podría ser expulsado en una  asamblea general;   pero  no  obstante  estas sanciones lo  mas lamentable  sería   que  tendría que afrontar  el cumplimiento estricto, completo e integral de la sentencia mediante medios de fuerza como sería un  embargo económico, un aislamiento político e inclusive  un  cierre de fronteras  y  un enfrentamiento  con    las  fuerza militares de las NACIONES UNIDAS  o de los mismos países aliados. Entraría  COLOMBIA necesariamente dentro de un panorama incierto, brutal  y degradante donde los ciudadanos colombianos   sin distinción alguna sufriríamos las consecuencias de orden económico, social  y político.

 

  1. LA CORPORACION COLEGIO NACIONAL DE  ABOGADOS-CONALBOS  como  gremio de los  abogados,   con  cerca de 50 años de existencia,  defensores  del ESTADO DE DERECHO,  defensores  de  DERECHO  INTERNACIONAL   y las  resoluciones  de orden  legal  aprobadas por las NACIONES UNIDAS,   de la  CONVIVENCIA  PACIFICA entre los ESTADOS,   de  la  solución   AMIGABLE DE CONFLICTOS  mediante   TRATADOS Y TRIBUNALES  previamente establecidos    entre los países hermanos,  y  haciendo uso de las     vías legales   previamente establecidas en los  mecanismos internacionales, no puede aceptar que el gobierno colombiano luego del desastre y  el caos  que ha llegado por la  sentencia proferida,  aparezca  con argumentos demagógicos, populistas y leguleyos  a declarar  que  la  SENTENCIA   no se va a cumplir;   este falaz argumento no es mas que el desconocimiento de las obligaciones internacionales,  y no es mas que el principio de una   confrontación internacional  que tendría  que  asumir   el país ante la  comunidad internacional  de la cual el ciudadano colombiano  llevaría  la peor parte.

 

  1. De igual forma  declaramos  que es irresponsable, insensato y paranoico  como  el   ex presidente  de la república   ALVARO URIBE VELEZ, venga a limpiarse  sus manos  con el argumento de  “NO ACATAMIENTO  AL FALLO  DE LA CORTE”,    luego de haber participado en el desarrollo del proceso en forma directa, tanto personalmente  como por intermedio de los asesores que este mismo nombró  y de los mismos  MINISTROS DE RELACIONES EXTERIORES  que tuvo a su cargo,  por igual es  indecente y sórdido que  este mismo  ahora  con la calidad de ex presidente aparezca  solicitando   el “DESACATO” a la precitada sentencia, que no es mas sino  un  “GRITO DE GUERRA”   contra  las NACIONES UNIDAS y contra  los pueblos hermanos que integran esta  calificada  institución,    la misma  en  la cual   en mas de una ocasión  se presento este   ex presidente  en  el   atril  de la  sede    en NEW YORK  ante  la asamblea general, para   hacer alarde  de sus presuntos principios democráticos y defensores del respeto por las obligaciones y derechos de la comunidad internacional  encarnadas por las mismas NACIONES UNIDAS, derechos y obligaciones que hoy a luz publica  quiere  cínicamente  a toda costa desconocer.

 

  1.  Declaramos  que  no  es  seria  la actitud que han tomado los asesores colombianos en cabeza del DR. JULIO LONDOÑO PAREDES ( militar retirado), quien  represento  a Colombia desde el primer momento  en cual  se inicio la acción legal por parte  del  hermano país de NICARAGUA, este  funcionario cuyos cargos  se han llevado en los últimos años  como  diplomático, con espurios  conocimientos en el Derecho nacional e Internacional,  especialmente  en cuanto no  ha ejercido   o  llevado a efecto  como  apoderado un solo  proceso  ante la  Corte Internacional de Justicia  de la Haya, ni ante la Corte Internacional de Derechos Humanos, ni ante ninguna Corte Internacional, o  al menos  nacional colombiana,   todos  estos  asesores nombrados  por  los respectivos gobiernos de Pastrana, Uribe y Santos, nunca  hicieron publico  un informe completo  sobre la gestión que venían realizado en nombre de nuestro país, y menos  rindieron cuentas  publicas  en su momento  del peligro inminente  y anunciado  que se avecinaba   tristemente sobre nuestra mancillada  patria colombiana,  considerando esta  gestión  como  un  “SECRETO DE ESTADO”.

 

  1. Declaramos se debe proceder legalmente  y de forma inmediata por los  órganos  competentes Constitucionales  del Estado Colombiano  a  exigir  rendición  de cuentas claras,  precisas y completas a todos los funcionarios, apoderados bien sean   delegados sean nacionales o extranjeros que participaron directa e indirectamente  como   representantes durante once años  en   el litigio con  NICARAGUA  ante la CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA DE LA HAYA,  esto es lo mínimo que  como  ABOGADOS COLOMBIANOS  podemos solicitar   a quienes llevaron la  mediocre   representación ante una Corte   donde estaban en juego intereses del mas alto patrimonio  geográfico colombiano;  dentro de estas investigaciones  que se deberán llevar a profundidad y con todo el rigor de orden legal y constitucional,  se deberá auscultar minuciosamente  de una forma  estricta y completa  cual  fue la gestión  profesional, personal y  diplomática realizada por estos,  determinado  acto  a  acto , folio a folio, documento a documento, palabra por palabra, frase por frase,  día  a día durante los diez  últimos años,    toda la actuación de los   tristes celebres funcionarios  y apoderados que  no cumplieron  con el deber legal de hacer una defensa eficaz, seria, efectiva, como el cargo  lo ameritaba y como  la responsabilidad histórica lo exigía. Para el efecto la FISCALIA GENERAL DE LA NACION   y  la PROCURADURIA GENERAL DE LA NACION tienen un recto histórico que no puede ser eludido para abrir las respectivas investigaciones  que conlleve a las sanciones legales respectivas, donde pueden aparecer  presuntos  delitos que se pudieron ocasionar  con estas  conductas de los apoderados  como son el de TRAICION  A LA PATRIA que en una  eventualidad  pueden quedar  al descubierto con las inciertas conductas asumidas por estos.

 

  1. Igualmente declaramos se   deben  rendir cuentas históricas los ex presidentes  ANDRES PASTRANA,  ALVARO URIBE  VELEZ   y  nuestro   actual  presidente  JUAN MANUEL  SANTOS CALDERON,    quienes  en una u otra forma,  en diferentes grados de responsabilidad,  deben responder  al país  en forma publica, sobre cuales  fueron cada una  de  las decisiones   realizadas  como  gobernantes  frente  al  litigio  en   la  CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA DE LA HAYA,    y  la verdad sea dicha estos  honorables presidentes  no pueden   eludir la responsabilidad, como si este  asunto no  compete a ellos, pues  fueron estos los directos  encargados   de la defensa llevada a efecto por los  inexpertos   e ingenuos  defensores ante la CORTE INTERNACIONAl DE  JUSTICIA  DE LA HAYA,  en cuanto en su momento fueron quienes los nombraron y  ratificaron en sus cargos, para realizar la  mediocre  defensa de nuestra patria.

 

  1. Para  el efecto  legal  de los delegados y apoderados hacemos referencia   al documento  aparecido en la REVISTA  SEMANA   del  25  de Noviembre   de la periodista MARIA  JIMENA  DUSSAN,  quien en sus apartes hace relación  a  varios errores cometidos por los apoderados de Colombia dentro del proceso,   e inclusive  denuncia  como  el apoderado  LONDOÑO PAREDES  estaba   dedicado a ejercer el  cargo como Embajador de Colombia  en CUBA,  mientras de tramitaba el proceso judicial ante la  CORTE  INTERNACIONAL  DE LA HAYA, mientras  embajador de NICARAGUA  residió en la HAYA  durante todo el periodo que duro el proceso  en la  CORTE INTERNACIONAL  DE  JUSTICIA,    así mismo la forma como el  profesor   JAMES CRAWFORD,  de nacionalidad  australiana quien no siente ni padece  las consecuencias de un ciudadano colombiano, por no llevar la patria en su sangre, asesoró a Colombia,  sin tener un profundo conocimiento de la situación social económica y  política de los pueblos  y habitantes  de la   región   caribe afectada por el litigio, y ni siquiera conoció  la isla de  San Andrés.

 

  1. Nos  parece un desafuero por decir lo menos  el papel   que se viene realizando por el gobierno nacional  cuando  contrata un grupo de abogados  de un bufete ingles,  para  buscar la forma  de  deshacerse de la sentencia, la cual reiteramos  es de cumplimiento obligatorio, y sobre la misma  no existe sino un recurso de anulación mediante hechos sobrevinientes,  cualquier otro argumento falaz, leguleyo, no es mas sino una distracción, y un juego  político  el cual solo conlleva  a la burla y   al desconocimiento del  fallo  emitido, y en consecuencia a una irresponsabilidad  histórica   frente  a la comunidad internacional.

 

  1. Por ultimo  hacemos un llamado  muy especial a la comunidad nacional e internacional de abogados, asociaciones y colegios de abogados,  para que emitamos pronunciamientos  urgentes ante   el Fiscal   General de la Nación de Colombia,  con la finalidad  de impulsar  un investigación sobre la conducta de todos los representantes, asesores y delegados que participaron por Colombia  ante  la Corte Internacional de la Haya en el litigio con el hermano país de Nicaragua, con la finalidad de verificar  el grado de responsabilidad sobre  conductas presuntas  que se pudieron ocasionar  en perjuicio de nuestra nación, relacionado con  el delito de    TRAICION A  L A PATRIA  tipificado en nuestro Código penal.

 

Publicado  en Bogotá  el día  1  de abril  de 2013.

 

RODRIGO ARRUBLA CANO

PRESIDENTE  NACIONAL- CONALBOS