El matrimonio entre parejas del mismo genero y la libertad sexual.

¡EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA  DE COLOMBIA  HA SIDO   INFERIOR A SU COMPROMISO HISTORICO, LA  LIBERTAD    SEXUAL  ES UN TRIBUTO  DE LOS PUEBLOS, SU DESCONOCIMIENTO  ES UNA FORMA DE  TIRANIA ¡

 

                                                            RODRIGO ARRUBLA CANO.

                                                        Presidente Nacional CONALBOS

El  25  de abril  de  2013   es un  día luctuoso  y de oscurantismo  histórico para  la  IGUALDAD Y LIBERTAD del  ciudadano  colombiano,  donde  se  dispersaron, aplicaron   y expandieron  públicamente   al país   los conceptos  de esclavitud y tiranía que aún dejan una huella profunda en los sectores políticos de nuestra sociedad, y  donde por decir lo menos  los  conceptos  filosóficos arcaicos sobre la LIBERTAD y  la  IGUALDAD  siguen vigentes  en la formación humana dentro de  los intereses decadentes, religiosos  y anacrónicos que acompañan  mentes malévolas  y retardatarias  de la mayoría  de  congresistas  colombianos;  cuando ya  la rueda de la historia ha trasegado por  campos  de batallas, y  recorrido con tormentas  de sangre y fuego para derrotar  conceptos  ya  desarraigados y   enterrados en   tumbas sombrías  con  ideas y conceptos   aniquilados sobre  campos ensangrentados, donde  ya el hombre del siglo XXI  se debe  expresar  dentro de  modernidad  en la   formación  y esencia   del  ser humano como  tal  por encima  de lo decadente ,  débil,     tiránico,   degradante   y  caduco.

Para el efecto nos referimos  a la decisión de   rechazo  del proyecto de ley  donde se  legitimaba  el MATRIMONIO  entre  SEXOS IGUALES  o el denominado   MATRIMONIO DE IGUALDAD DE SEXOS,  que no es mas sino el reconocimiento de  derechos  adquiridos  como  la LIBERTAD  e IGUALDAD  sexual originados  bajo  la sombra tutelar  de tempestades  en  senderos  de  fuego y  hierro,  donde  el hombre y la mujer  como seres de este planeta,  creadores  e impulsores  de organizaciones políticas  como el Estado  han postulado  el  reconocimiento de los derechos  esenciales  que como ciudadano  se integran  a la  libertad   sexual   a través de los tiempos   como parte  de  la propia expresión de   identidad  del ser humano.

La libertad sexual en la historia.

La  institución matrimonial  tan antigua como la existencia del hombre,  tan respetable  como su propia dimensión de ser humano,  de la cual la humanidad   se ha servido para encausar  su procreación,   descendencia y  su propia organización personal y familiar,    como medio cultural y   desarrollo  personal,  como respuesta  a  su propia   definición de vida,  trasegada en   conceptos culturales  sobre  la misma meta de su existencia,  es decir   como su propia  esencia humana   y sentido  anhelo  de  LIBERTAD;  hoy después de  mas de  veinte siglos de su existencia  el  avance tortuoso de la cultura y la organización política, ha creado otros   conceptos  históricos para interpretar  las relaciones  del sexo  humano   para  asimilar   la existencia de  este   dentro de  una profunda concepción del mundo,   al cual  se le debe  asignar  el sitio donde la historia misma  le ha  señalado  bajo identidad y  postulados  transformadores  de la esencia del hombre y   del avance  de la  misma organización social  y política   en  el  llamado  hoy Estado.

Sin hacer exposiciones profundas  de diferentes etapas    de la cultura milenaria del hombre a nuestros días, pero si dejando  por sentado  que  el florecimiento y esplendor del conocimiento humano  se  dio en culturas solares como la  griega y la  romana  donde el arte  era  lo  bello  de la vida  y donde  al cuerpo humano  se le rendía  culto  bajo lo  afrodisíaco    y sublime   de la sexualidad  dentro  del      éxtasis  con el   desnudo humano, mirado   en el culto de  las relaciones sexuales como  una  semblanza  pura  de la propia existencia;   era  aquello   el disfrute de  una relación intima y dionisíaca de comunicación y ofrenda  a  los dioses;    cada  pasión y sentimiento  humano  se le asignaba  un  dios mitológico  quien  protegía e  iluminaba  lo esplendoroso  y eterno como  una   comunión a  la felicidad,  a  la guerra,  a la riqueza,  y  los  anhelos de los hombres  y pueblos  en las metas y  tragedias de la vida;  allí  en esta cultura basta y   solemne,  se  dieron los elementos iniciales de las relaciones  sexuales  donde  apareció    el  disfrute por  el gozo y la sabiduría del espíritu enriquecido por la belleza y el arte  de lo humano y lo divino vinculado íntimamente con  lo sublime  y  majestuoso del  cuerpo,   todo  sin distinción   de   géneros.

La  libertad  sexual se encuentra vinculada  al nacimiento   del ser  humano  en la sociedad, la relación entre personas del mismo  sexo    se muestra  tan antigua como   la misma   vida  en el planeta;  en distintas culturas  antiguas  se  daba   su  practica  como parte de una  vivencia    social  aparte   del mismo  matrimonio, y   quizás quienes  más  dieron sentido a  su existencia  fueron la misma Grecia  antigua;   fue así    como  aparecieron  filósofos, artistas,  guerreros, emperadores, y  un sinnúmero de ciudadanos libres cuyas prácticas  de la libertad sexual   eran de  aceptación social,   caso  ejemplar   se dio con la  vida   de    poetisa     SAFO, artista y erudita de la alta sociedad, nacida  años  593 antes de nuestra era,  quien le compartió   sus pasiones   con   sus amantes  y   alumnas,  con quienes se  educó y  practico    el amor lésbico en plena libertad,  y que decir de su hermosos poemas hechos por esta   a la diosa Afrodita;   allí  era   reconocida  y apreciada  en Grecia   sin haber sido objeto de castigos, relegación  o humillación o persecución alguna;  en el año 1073, todas las copias de sus poemas fueron quemadas  en Roma y Constantinopla por orden de la iglesia Católica;   y que decir  el del concepto  social que se tenía de Grecia  de la relación entre los  hombres, donde  este  se presentaba como un vínculo de afecto y amistad     que se expresaba entre la  aristocracia  con un sentido  de orgullo, poder,   fortaleza y en más de las veces   de  aporte  humano  para la  guerra  donde  surgieron  héroes y titanes  con estos vínculos  afectivos   como  Alejandro  el Magno.  Punto especial  merece resaltar   en la   mitología  griega  donde se relaciona a un joven hermoso llamado  Ganimedes a quien  luego de  ser  raptado por   Zeus  lo toma   como amante, inclusive  teniendo  este  dios  a  Hera    como esposa quien por  igual lo aceptaba.

F. Nietzsche decía  que  “Las relaciones  eróticas  de los hombres con los adolescentes  fue la condición necesaria única de toda educación  viril (como entre nosotros de  funda la educación  de la mujer en el  amor  y en el matrimonio). En los adolescentes se fijo  todo el idealismo   de la fuerza  griega y jamás fueron tratados con mayor cariño  según la máxima de Hoelderlin: “amando  produce  el mortal su mayor bien”.

“Cuanto más se elevaba el concepto de estas relaciones   tanto mas se relajaba el comercio con la mujer el cual se reducía  al placer y la procreación, no había con ellas  comercio intelectual, ni amor verdadero. Hasta eran excluidas de los juegos, como medio de educación quedándoles  solo la religión…” (Humano demasiado Humano)

En la antigua Roma  la práctica  de la libertad sexual  se miraba como asunto habitual entre las personas,  y  se dieron   estas relaciones  entre   personajes históricos  como de los denominados “Doce  Cesares”    según el historiador  Suetonio,    entre   estos   estaban emperadores  y figuras  que dieron vida y poder  al imperio romano, Julio Cesar, Octavio Augusto, Nerón, Calígula,  Tito Flavio, Tito Vespasiano, entre otros; posteriormente en otra  época    y solo cuando apareció la era  cristiana con el  poder político  fue  con Teodosio, un emperador tirano  y cristiano  en al año 390,   quien modificando los conceptos  existentes sobre estas relaciones  procedió  a los castigos  de estas   practicas  de libertad  sexual  ordenando la pena de muerte, y  el destierro.  Así  mismo se dieron  en la antigua  China estas  libertades donde las relaciones  en principio  fueron aceptadas  socialmente por las distintas dinastías por varios siglos.

En sentido  genérico las  relaciones en la  libertad sexual   fueron aceptadas  hasta  la edad media en el siglo XII, cuando la iglesia católica en su poder monárquico y decadente,  extendió  una persecución  a muerte  sobre lo que se denominó “sodomía”, lo que llevo a la clandestinidad estas  libertades   sexuales,   donde fueron tratadas como diabólicas y herejes,  y  siguiendo su persecución  produciendo  en forma  continua   crueles castigos,   la inquisición       tratada  como  actos “contra natura”  pero para los  ciudadanos,    sin deparar  en lo mínimo que eran los mismos  jerarcas de la misma iglesia cristiana  los primeros  precursores y practicantes secretos  dentro de  los claustros, monasterios y conventos,   relaciones  que eran   de conocimiento público y sin castigo alguno.

Hacemos expresión de una etapa nefasta y decadente  de la humanidad como fue la inquisición,  época de  degradación, doblez, hipocresía, ruindad, ocaso,  segregación social,  barbarie, bufonería, indignación,  lapidación, degradación;  donde el hombre era  un mundo  vacío  sin sentido, sin  identidad  y  un desconocido  fantasma sobre las  oscuras ruinas de la humanidad,  donde la mínima expresión     de    libertad   e   igualdad,  estaban  sometidos  a la arbitrariedad, la hoguera, los grillos,   tortura, desmembración, mazmorras, destierro, brujería, herejía;  en esta etapa  nefasta  de la historia del hombre nacieron  toda clase de  criminales y  barbaros escudados en la cruz  cristiana, para  lograr  sus ambiciones  salvajes  y depravaciones   bizarras,  inquisidores  respaldados  por el poder terrenal  del  papado  y todas las monarquías, reyes, “príncipes maquiavélicos”, tiranos y terratenientes feudales;   allí existió  la mas atroz persecución  contra  el  conocimiento humano, su libertad  y  sus  sentimientos pasionales,   como  nunca  antes la humanidad había  padecido,  ni siquiera con los   tiranos de los  Cesares, por igual  aparecieron todo tipo de prácticas y depravaciones   sexuales  dentro de   la oscuridad de los muros clericales,  se incremento la prostitución a tal  grado  que  la misma Iglesia  procedió a cobrar    impuestos  a quienes por  fortuna o infortuna de la vida  ejercían esta milenaria actividad, luego por decir lo menos  la “cultura  de la libertad sexual”   estuvo “in crescendo”, tanto hombres   como mujeres en la edad  media se  avocaron  en sus prácticas sexuales  sin identificar   estas  como una  degradación del ser humano, sino como una determinación de su libertad individual y  concepción de la vida, y formas de la existencia.

Solo la Iglesia cristiana  respaldada con conceptos milenarios religiosos  en  uno de los libros bíblicos   donde las relaciones  sexuales  entre el mismo sexo eran  consideradas como “sodomía”,  dio lugar  a una frontal y sangrienta persecución  en contra de indemnes ciudadanos quienes  eran considerados como herejes y  brujos, sometidos en consecuencia a  los más brutales castigos sin formula de juicio, un simple indicio era prueba plena, y si no existía el indicio   se procedía a  la tortura para conseguirlo.

Hubo legislaciones  impulsadas por   tiranos, reyes, monarcas, papas donde se hizo una represión    a la libertad sexual  con el  concepto de  sodomía, fue así  como en algunos estados clericales  se  daba  la pena de muerte, la confiscación de bienes, la lapidación, la hoguera, la mazmorras para estas prácticas,  en el siglo XII  una ley  francesa indicaba,  “quien sea probado ser sodomita, deberá perder sus testículos. Y si lo hace segunda vez perderá su miembro. Y si lo hace una  tercera vez  deberá ser quemado”. En 1730  en Holanda, 250 juicios  a sodomitas, terminaron 75 en pena de muerte. Hoy aún subsiste la pena de muerte en 7 países  para la homosexualidad,  y declarada ilegal en 76.

Grandes  genios  de la edad media, rindieron con sus  perpetuas  y póstumas obras,   homenaje  al desnudo  y  a la libertad   sexual, como  una expresión y aspiración de las pasiones humanas, por solo decir Miguel Ángel, Caravagio,  Leonardo y otros   hoy  la civilización existente  sin estos  hombres  no sería igual, el avance cultural y espiritual de  los sentimientos y pasiones  estarían doblegados  por la tiraría  de los  conceptos clericales,    de las cual  se nutre  la cultura  de la ignorancia en pleno siglo XXI  y  sigue atada a estos  arcaicos conceptos,  y  aún sigue la cultura política y religiosa  añorando  tiranos,   grillos,   hogueras y   guillotinas para  aniquilar la libertad  sexual  del  ser humano,  como si la misma naturaleza  naciera y se ofreciera para  castrar  el deseo y la pasión  como forma dialéctica del  amor,  amistad y la convivencia  entre los seres humanos.

Ya en pleno siglo  XXI emplear  concepto  “contra natura” y  “anticristianismo”, para  expresar definiciones  sobre la libertad sexual, es  elucubrar  dentro del pasado  para seguir atado a ideas decadentes  sobre     las culturas  antiguas, las cuales como se expresó  toleraban y afirmaban  su existencia, como forma de  vivencia en  interpretación  social y política  sobre la libertad  como esencia  misma  del hombre.

La libertad sexual en el Estado moderno.  

Dentro del siglo XIX y XX,  se abordaron dentro del desarrollo político y social   conceptos y creación de  movimientos sociales  vinculados a  la libertad sexual, varias identidades que se logran ubicar   estas  dentro de la sociedad moderna  como formas  de señalar  estas  relaciones, a efecto se  presentaron  entre otras las denominaciones   de    “anarquismo feminista”, “amor libre”, “relaciones sexuales libres”,  “emancipación de la mujer”,  “feminismo individualista”, “feminismo”, “derechos reproductivos”, “revolución sexual”,  “liberación sexual”, “heterosexualidad”, “delitos contra  la libertad sexual” “revolución reproductiva”, “derechos reproductivos”, “derechos sexuales”, “promiscuidad”,  “comportamiento sexual”, “identidad de género”, por  último en los años    1990 hacia adelante  “LGTB”   o  más  completo  como “LGBTI”.

Lo anterior nos da una idea de cómo la vivencia  sexual o las relaciones sexuales buscan dentro de la sociedad  su propia expresión, su propia identidad y sus propios  derechos, vinculados  al principio  de  libertad  del hombre como formas avanzadas de conceptos y metas sobre la vida y el mundo.

El Estado  ese  “… monstruo frío, más frío de los monstruos fríos” como lo define Nietzsche,  constituido presuntamente como la organización política  para el beneficio, servicio y utilidad del   ciudadano, su compromiso es    el reconocimiento  de los derechos  esenciales  del hombre,  su protección,  defensa  y  la constitución  medios para  garantizar su ejercicio; luego no  es suficiente  determinar  la existencia de la IGUALDAD  y la LIBERTAD  como derechos  fundamentales escrito  dentro de las constituciones  políticas, sino que estos derechos  sea garantizados en su  existencia  por el mismo Estado, y  exigidos  en su cumplimiento  por la misma sociedad;   en este  sentido la  IGUALDAD y la LIBERTAD como derechos adquiridos a sangre y fuego  por las  revoluciones sociales,   deben ser  parte de la misma esencia del Estado moderno, significando que estos derechos y  todo el ejercicio político y social de la formación y existencia de estos    deben ser integrados  dentro de la  expresión organizativa de  sociedad,  como idea política  de la  propia  existencia del hombre  en su cultura, de lo contrario  nos  vemos avocados en una degradante y  decadente tiranía.

Libertad  sexual en nuestra  Constitución.

 

En Colombia  el artículo 13  de la Constitución  política  señala  que “todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección  y trato de las autoridades y gozaran de los mismos derechos,  libertades  y oportunidades sin ninguna discriminación  por razones de sexo, raza, origen nacional  o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica”

Significa el reconocimiento  de la  LIBERTAD  por    RAZONES DE SEXO,  motivo  suficiente para  concluir la existencia  en nuestra legislación, el reconocimiento expreso de la LIBERTAD SEXUAL, asunto que  conlleva  para  señalar  que cualquier discriminación relacionado sobre este  presupuesto,  es una violación de la misma  constitución política,  y cualquier norma existente dentro de nuestra  normatividad legal, es  contraria   y no tiene  validez  frente  a la norma supra.

La precitada norma  se identifica como  un DERECHO FUNDAMENTAL  de primera generación,  no solo por   constituir parte  de  los derechos   allí  consagrados, sino por igual hacen parte  de la  esencia   y estructura  política  del Estado  sobre la cual se erige   nuestra  constitución,  y por igual  lo constituyen los derechos  allí señalados  dentro del CAPITULO  I.

Igual  asunto  sucede  cuando  la misma  Constitución política  enuncia en su CAPITULO II  sobre los    DERECHOS     SOCIALES, ECONÓMICOS  Y CULTURALES, y  señala “LA FAMILIA  ES EL NÚCLEO FUNDAMENTAL DE LA SOCIEDAD. SE CONSTITUYE POR VÍNCULOS  NATURALES O JURÍDICOS  POR LA DECISIÓN  LIBRE DE UN HOMBRE Y UNA MUJER  DE CONTRAER MATRIMONIO O POR VOLUNTAD RESPONSABLE DE  CONFORMARLA”.

De igual forma  se debe considerar  estos derechos consagrados  sobre la  familia como parte  de la estructura política  de nuestra sociedad,  su conformación, su integración,  su núcleo  y esencia;  esta norma  consagra en efecto la protección  sus  derechos y garantías, la honra, la dignidad, los hijos, el matrimonio tanto civil, como católico, los deberes y derechos de la pareja y otras garantías,  sobre  el mismo núcleo  fundamental de la sociedad, como lo es la familia.

Para el efecto  de la presente  exposición,  en  parte alguna   de nuestra   Constitución puede predicarse  la exclusión de  las parejas  del mismo sexo  como parte integrante del núcleo familiar;  y  en parte alguna de nuestra constitución y menos  en la norma precitada   SE  EXCLUYE   la existencia y posibilidad de  conformar una familia, mediante  parejas del mismo sexo,  determínense  como  del mismo contexto,  su contenido genérico y especifico, en parte alguna  se  señala  como excluyente  estas personas del mismo género,  su interpretación no puede ser acomodaticia, clerical, retrograda, decadente,    excluyente, subjetiva,  segada y  discriminatoria;   dice  la norma “ LAS RELACIONES  FAMILIARES SE BASAN  EN LA IGUALDAD DE DERECHOS   Y DEBERES DE LA PAREJA Y EN EL RESPETO  RECIPROCO  ENTRE TODOS SUS INTEGRANTES”,   e igualmente  la norma    en parte alguna expresa que la PAREJA   se encuentre integrada únicamente por una MUJER Y UN HOMBRE,    de lógica  no podía hacerlo  por  el principio de la LIBERTAD  DE SEXOS  consagrados en la misma constitución  en su artículo 13  precitado;  y menos puede  considerarse que al enunciar “…POR LA DECISIÓN LIBRE DE UN HOMBRE  Y UNA MUJER DE CONTRAER MATRIMONIO”,   se excluyó  de un tajo  las  parejas  del mismo sexo;   esto en cuanto  la misma norma  prescribe, “LA  FAMILIA  ES EL NÚCLEO FUNDAMENTAL DE  LA  SOCIEDAD. SE CONSTITUYE POR VÍNCULOS NATURALES  O JURÍDICOS    POR LA DECISIÓN DE UN HOMBRE Y  UNA MUJER….”,  significando que esos vínculos NATURALES O JURÍDICOS, son  expresiones  de contenido  político  y social que dejan abierta  la posibilidad  de otras formas   en la  integración  del concepto de familia. Y  es así en cuanto la norma   no puede   reitero   ir  en contravía  de la misma  constitución  que consagra  la        IGUALDAD DE SEXOS   existente en  el artículo 13 precitado.

De igualmente si el NÚCLEO FUNDAMENTAL  DE LA SOCIEDAD  es la  familia, en parte alguna  esta se excluye quienes  la  pueden  integrar, en cuanto si   existe LIBERTAD DE SEXOS, mal puede considerarse que esta composición familiar  es exclusiva   de un HOMBRE  y una MUJER,  en lógica jurídica   una PAREJA  DEL  MISMO  SEXO  la  pueden constituir.

El Congreso no legisló  sobre el  matrimonio  del mismo sexo por  compromisos   partidarios,  personales y religiosos.

 

No existe en nuestro concepto  un fundamento de orden Constitucional serio  para que  el Congreso  no hubiera mostrado  su altura y decencia sobre un tema de actualidad dentro de los  estados modernos,  para el efecto dejo pasar un momento histórico, todo   por   cumplir compromisos religiosos, decadentes ,  retardatarios, apostólicos,  y   recalcitrantes,  allí pudimos establecer que no existen  compromisos  de categoría,  que no se dieron  debates con posturas de contenido y esencia, simplemente  mostraron la faceta superficial,  politiquera y  vaga que nuestros padres  de la patria  siempre han mostrado ante   materias de fondo y  de  compromiso  con la sociedad,  igual asunto se produjo  con la  REFORMA  A  LA JUSTICIA, la cual dejaron hundir por presiones  del Presidente de la república quien no tenía  facultades de orden  constitucional para haber  objetado una reforma, tal como lo hizo.

No entendemos  como  después de haberse pronunciado la Corte Constitucional   sobre el tema, no cumplieron con lo prescrito  para haber regulado la materia, limitándose en forma burlesca  a rechazar  el matrimonio   entre  géneros, como si se tratara de regular materias sobre, justicia,   bancos o  sobre salud.

Hemos quedado  como un Estado  feudal, cuyos avances  constitucionales  de 1991, quedaron en letra muerta,   y   por igual  los legisladores   aún no han podido asimilar  la fuerza  con la cual la sociedad  avanza  en un tema  como es la  LIBERTAD  SEXUAL,  esto es un mal presagio para   la IGUALDAD y LIBERTAD, pues no podemos considerar  que las normas  constitucionales y legales   adolecen de un contexto social, suprimir  los conceptos  de  Estados modernos para estar anclados en el pasado es  entender y consolidar  la tiranía  y  las formas de discriminación  de sexo  como en la  época medieval.

RODRIGO ARRUBLA CANO

PRESIDENTE NACIONAL

CONALBOS